Home

Social Design, ¿A dónde fue la diversión?*

Sanserif Creatius me invitó a escribir acerca del diseño social, que es a lo que mi estudio se ha dirigido desde que empezamos hace unos años, pero voy a escribir más sobre mis propios descubrimientos y decepciones en este campo emergente y lo que realmente podría ser dentro del actual colapso y rápido cambio de paradigmas y malentendidos de lo que es la disciplina del diseño y lo que podría ser. Francamente no lo he pasado bien este año, lo que con todas mis buenas intenciones invertí en proyectos fallidos, llegué a preguntarme “¿donde fue a parar toda la diversión?”

En primer lugar responderé a la pregunta “¿qué es el diseño social?” No tengo ni idea de lo que significa para ti, pero yo creo que para entenderlo es necesario compararlo con el diseño más tradicional de los muebles. Puede comenzar como una obsesión hacia nuevos e innovadores materiales o técnicas de fabricación/producción, y es que la única manera que sé cómo trabajar es empezando por la gente. Percivo el mundo a través de la forma en que interactuamos con nosotros mismos, con los demás y con nuestro entorno, por lo que la cultura material en la que me sumerjo, El explorar y El crear son siempre una reflexión sobre eso. Es por eso que me considero un diseñador social.

Pero al igual que el diseño de muebles, hacer de un proyecto un producto viable y asequible, es más o menos lo mismo. Es decir, el papel del diseñador es realmente mínimo teniendo en cuenta todo el trabajo: necesitamos la inversión de la infraestructura, logística, hojas de cálculo, producción, distribución, y la comercialización más que cualquier otra industria.

Así que mi viaje comenzó cuando me gradué en la universidad con un proyecto llamado AquaIris, un purificador de agua portátil conceptual diseñado para los países que viven en los trópicos. Funciona independientemente de la infraestructura, recogiendo el agua sucia, filtrándola y pasando por debajo de cristales que convierten los rayos UV-B en rayos UV-C y de esta manera acaban con cualquier germen. Y, voilá, espera unos minutos y tendrás un vaso de agua limpia y clara lista para servir.

El proyecto hizo furor en Internet, me invitaron para exponerlo en California pasando por la Bienal de Diseño Industrial, y fue uno de los 5 proyectos que empapeló la ciudad con carteles repartidos por toda Viena para la magnífica exposición llamada Made4you que tuvo lugar en el MAK. También fue nominado para el premio Viktor Papanek Social Design.

Durante la ceremonia de premios estuve hablando con uno de los miembros del jurado que me felicitó por mi proyecto diciendo “oh, es fantástico, A lo que yo respondí muy descaradamente “gracias”. Pero, si es fantástico. ¿por qué no ganó?”. Y una jurado me respondió: “Bueno, el jurado tuvo un problema con tu proyecto”. “¿Cuál fue el problema?”, pregunté. Y ella respondió  “algunos consideraron que era demasiado hermoso para los usuarios a los que iba destinado”.

Para mí fue el momento en el que dejé de pensar ingenuamente sobre nuestro papel en mundo y empecé a hacerme preguntas y a buscar respuestas sobre qué es exactamente lo que puede hacer un diseñador para el bien social.

El problema con AquaIris no es el hecho de que es un objeto hermoso. El verdadero problema es que no cumple su función como objeto útil. Aparte de que los “convertidores de cristales” no existen todavía y sería muy caro de implementar, lo cierto es que una familia, que vive en una zona muy rural y autosuficiente del mundo, se compone generalmente de los padres, uno o dos abuelos, 2 o 3 niños, con suerte algunos animales de granja y una parcela de terreno. Así que para beber, para la alimentación, la cocina, el riego y la higiene, una familia necesita unos 500 litros de agua al día. ¿Quién tiene tiempo de meter 500l de agua al día, vaso a vaso?

Pero volvamos a la idea controvertida de la belleza como una experiencia humana aparentemente válida. Si nos fijásemos en las culturas, civilizaciones, grandes y pequeñas en todo el mundo, veríamos que la belleza como expresión de la humanidad es abundante. Así que eso lleva a preguntarme: ¿cómo es posible que algo sea “demasiado bonito”, cuando es obvio que es parte de nuestra celebración humana, y cómo es posible que esto pueda llegar a ser un criterio de juicio negativo? nosotros como diseñadores tenemos la posibilidad de crear cosas bellas que tengan beneficios tangibles de la misma base y poesía que nuestro comercio, ¿o no?

Gracias a esto me quedé pensando en qué otros conceptos de la humanidad son los que realmente nosotros como diseñadores podemos evocar y celebrar, y para los que podemos crear tanto productos como experiencias.

Puede que como diseñadores no podamos cambiar el mundo para mejor, ni siquiera salvarlo, pero sin duda podemos crear materiales/cultura de una manera hermosa y juguetona solo por placer, Y es ahí donde verdaderamente el valor de nuestra práctica, al margen de si se trata de juegos de té o para los hornos de estiércol de vaca de alta eficiencia – si podemos convertirlo en una experiencia placentera a través de su forma, función y emociones puede evocar en cualquier objeto, ¿acaso no hemos hecho feliz a una persona en el mundo y por lo tanto hemos creado un lugar mejor?

Para acabar, me gustaría decir que nosotros como diseñadores tenemos empatía en cuanto a la naturaleza y gracias a nuestra intuición podemos ayudar a las empresas y organizaciones en busca de ampliar el impacto A crear productos viables y enriquecedores que se adhieran a nuestras necesidades básicas, Así como el agua potable, la seguridad alimentaria, el aire limpio. Me gustaría añadir a la lista algunas de las necesidades más simples y básicas, que en nuestra búsqueda para “hacer el bien” se han olvidado o subestimado: la alegría, la belleza, el dolor, la pérdida, la honestidad, la diversión, el juego, el amor, el sexo y la necesidad de intoxicación.

*Talia Radford: Diseñadora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s